Ciática: Tratamientos No invasivos

La llamada "ciática" no es una enfermedad como tal, sino más bien un término que se utiliza para describir el dolor que se presenta cuando el nervio ciático se comprime, pellizca, irrita o inflama, pero, el nombre médico es radiculopatía lumbar, pero ¡ojo! no todo el dolor que irradia en el área del trasero o que baja por la pierna es ciática.


Aunque son síntomas de la ciática (el entumecimiento, hormigueo y debilidad muscular) llegan a ser evidentes, es importante tener el diagnóstico de un médico especialista para determinar que el problema que presentas es realmente ciática, ya que existen otros padecimientos cómo lo son el síndrome piramidal que presentan síntomas muy similares y llegan a confundirse; además, el especialista te ayudará a encontrar el mejor tratamiento para resolver el problema y sus molestias.


¿Qué es el nervio ciático?

El nervio ciático es el nervio más largo y grande del cuerpo. Considerando el tamaño de este nervio, no es raro que los pellizcos o irritaciones del mismo sean frecuentes, y pueden llegar a ser muy dolorosos. El nervio ciático comienza en raíces nerviosas en la columna lumbosacra (la espalda baja y el sacro) que eventualmente se unen, se convierten en el nervio ciático en la zona de los glúteos y se extiende por la parte trasera de la pierna hasta llegar a los dedos de los pies.


¿Cuáles son los síntomas de la ciática?

El síntoma más común de la radiculopatía lumbar llega a ser un trastorno descrito como dolor y sensaciones tales como entumecimiento y hormigueo, debilidad muscular o reflejos deficientes a lo largo del un nervio. "Radiculopatía" significa enfermedad o padecimiento de la raíz de un nervio. En el caso de la ciática, el dolor se siente empieza en la zona lumbar y se irradia hacia abajo por la pierna.


El dolor de la ciática con frecuencia es descrito como eléctrico, ardor o agudo. El dolor nervioso puede variar de leve a insoportable, y puede empeorar cuando se agacha, gira la columna vertebral o tose.


Aunque tenemos dos nervios ciáticos (uno en cada lado del cuerpo), los síntomas de ciática usualmente ocurren solamente en un lado del cuerpo. Además del dolor, si el nervio ciático se comprime, los músculos a los que sirve pueden volverse débiles. Puede resultarle difícil doblar la rodilla, juntar los muslos y apuntar el pie y los dedos de los pies hacia arriba o abajo.



¿Por qué surge la ciática?


Existen diferentes situaciones qué pueden llegar a causar el dolor de ciática, lo que lleva a tratarla de manera distinta dependiendo su origen. De manera frecuente, las hernias de disco en la zona lumbar llegan a ser el principal causante de esta, sin embargo, otros trastornos comunes que suelen causarla incluyen espondilolistesis, estenosis raquídea, enfermedades degenerativas, osteofitos, artritis en la columna vertebral, por nombrar los más usuales.


¿Cuáles son los tratamientos no quirúrgicos para la ciática?


En esta situación es importante tratar el problema desde dos ángulos, el tratamiento para aliviar el dolor y el tratamiento para la descompresión del nervio. Hoy en día, existen múltiples maneras de enfrentar la ciática, y muchos de ellos son poco invasivos, estos van desde procedimientos de frío y calor, medicamentos antinflamatorios no esteroides (ibuprofeno, naproxeno). muchas veces se acompañan fisioterapia con ejercicio y estiramientos especiales (si padeces ciática no hagas ejercicios por tu cuenta, siempre busca a un especialista). La atención quiropráctica, puede ayudar a reducir los síntomas de ciática, sin embargo es muy importante que sea personal debidamente calificado y con antecedentes de tratar a personas con ciática. Partiendo de estos tratamientos y si todo funciona correctamente , el dolor de la ciática podría mejora en un período de 4 a 6 semanas.


Si lo anterior no funciona y el dolor es agudo, el siguiente paso puede consistir en una inyección de esteroide epidural o un bloqueo de la raíz nerviosa. En algunos casos puede intentarse un tratamiento con esteroides orales antes de probar las inyecciones de esteroides.


¿Necesita cirugía para la ciática?

Generalmente se piensa que si la calidad de vida de una persona es buena y aún puede hacer su trabajo y las cosas que quiere hacer, no hay razón para un procedimiento quirúrgico. Sin embargo, si una persona llega a su consultorio, apenas puede sentarse, no puede trabajar y no puede cuidar de su familia, la cirugía podría ser la mejor opción.

Los beneficios del tratamiento mínimamente invasivo incluyen menos dolor y una recuperación más rápida después de la cirugía, en parte porque hay que cortar menos tejidos suaves (como ligamentos y músculos). Este método también implica un menor riesgo de infección y menos pérdida de sangre en la cirugía. La cirugía mínimamente invasiva es una buena opción para los pacientes que tiene una hernia discal o estenosis espinal en una sola vértebra.

Hay diversos tratamientos disponibles para tratar la ciática, por ejemplo:

  • Microdiscectomía

  • Laminotomía, laminectomía

  • La laminotomía involucra la extirpación parcial de la lámina.

  • La laminectomía involucra la extirpación total de la lámina.

  • Foraminotomía

  • Espaciadores interespinosos

  • Artrodesis vertebral

La buena noticia es que la ciática desaparece con el paso del tiempo en la mayoría de los pacientes. Lo más importante es consultar a un especialista para asegurarse de que no haya problemas urgentes y para encontrar la causa raíz de la ciática.


40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo